Tuesday, February 19, 2008

Si yo me he leído Watchmen es porque antes lei el "Pumby"

English Abstract: Don't dis kiddies' comics... as from their readership will emerge future generations of enlightened geeks. So be it.


Yo y mis hermanas, disfrutando como unas tralleras de un "Pulgarcito"

Veis esa foto? Mi padre nos inmortalizó en el acto de estar disfrutando de la lectura de un tebeo como unas cuatreras, que no cual tres hermanas chejovianas. La mocosa de la izquierda, esa que se está "zampando" un pimiento de plástico de esos de jugar a las cocinitas soy yo... con bastantes años y centímetros de menos (y, ahem, también algunos kilitos). El teléfono es de esos modelos antediluvianos en los que se marcaba dándole vueltas al dial (nada de teclados).

Si, amiguetes y amiguetas que por casualidad habeis topado con este post... ahí empezó todo. Si yo me he leido Watchmen es por que un día leí el Pumby, el TBO, Mortadelo, Zipi y Zape, Lily, o Don Mikis. Viene esto a cuento de que hace poco he leído -y disfrutado- "Tranvías y estraperlo", una estupenda revisitación de Alfonso Font a los personajes de la família Ulises (que espero comentar en este blog pronto), y decidí a partir de ello volver a leer algunas de las historietas originales... Y ¡caray!, lo que las he disfrutado.

No hace mucho que en la blogosfera se lanzó al aire la pregunta "¿Que és un blog de Tebeos?"... honestamente, no sabría qué responder, esto no es, específicamente, un blog de comics, y tampoco es una pipa, ya que tanto puedo hablar de tebeos como de chufas, cine japonés, o de como buscar petroleo en las profundidades de la nariz. Un blog es como la espita de las ollas express: ese pitorrillo por donde dejamos salir el vapor necesario para no explotar a causa de la presión de la vida moderna.

En fin, hablemos de tebeos un ratico. Una vez, en la galaxia lejana en la que yo leía Pulgarcitos, había unos críticos de tebeos a los que no les gustaban los tebeos. Críticos que hubieran preferido escribir críticas sobre libros, películas o güisky Dyc, pero que se hicieron un lugarcillo en la crítica de comics, porque de cualquier otro sitio los habrían echado a patadas. Admito que escribir sobre tebeos cuando quieres escribir la Gran Novela VillaBajina debe ser frustrante, y eso cría un determinado caracter (agrio), pero el problema es que a esos señores les dió por volcar su bilis en el entonces muy pujante mercado del tebeo infantil, que invadía esos quioscos de barrio que toda la chiquillería teníamos cerca de la salida del cole.

Lo cierto es que esos críticos empezaron a echar mierda sobre esas grapas que yo, y tantos otros, disfrutábamos tanto de pequeños, llegando a avergonzarnos por haber osado pasárnoslo bien con ellos... Vale, quizás Zipi y Zape no alcanzan las alturas de un Tintín, pero es que el caballo de guerra, el axioma, de esos críticos era que todo aquello que era infantil era un truño... La ironía es que algunos cómics infantiles tienen y tendrán, más enjundia que algunos comics teóricamente adultos que, aparte de mostrar sangre, visceras y gente ligera de ropa (preferentemente mozas, no sé por que será XD), son lastrados por tramas absolutamente simplonas. Yo encuentro un tanto discutible que la excelencia tebeístico-comiquera deba medirse por la cantidad de gachís en ropa interior bárbara que se zurran con orcos en sugerentes posturas que un cómic contiene, ya que según ese parámetro de exhibición de chichas, la obra de Milo Manara le debería dar sopas con honda a la de Alan Moore... y bueno, pues va a ser que no (o será que yo soy chica y cuando me encierro en el lavabo con un cómic no lo hago con perversas intenciones XD)

No quiero decir con eso que la chiquillería de mi época fuera completamente ignorante del mundo adulto: en mis años mozos, en el quiosco, al lado del Zipi y Zape se podían ver comics de el Hombre Cosa, Dan Defensor, Namor o los Cuatro Fantásticos, y un poco mas encima "Blancanieves y los siete enanos viciosos""... Lo cual da una idea de que entonces el tebeo era mucho más popular, consumido de manera general y sin complejos por todas las edades. Confieso que, cuando iba al colegio, también chafardeaba ejemplares del "Papus" que tenía mi padre escondidas por casa (si amigos/as, yo descubrí a Carlos Gimenez en plan "fruta prohibida"!).

No digo que fuera esa crítica la que hundió la grapa y expulsó a los populares tebeos, por supuesto que las razones son muchas y muy complejas, pero la campaña de desprestigio contra ciertos cómics, y luego su práctica desaparición consiguió una cosa: erosionar seriamente la cantera de lectores. Si hoy en día la narrativa gráfica tiene algún futuro, ya no será por esos tebeos que cada vez parecen ser consumidos sólo por un ghetto, cada vez mas reducido, de lectores talluditos, sino por la chavalería que ahora se aficiona al manga. Me explicaba la dependienta de una de mis librerías habituales que los tebeos de superheroes ya no los compran los crios o adolescentes (que se inclinan por el manga), sino mayormente clientes de la treintena "p'arriba" . Y si los superheroes sólo los leemos -en su mayoría- una pandilla de carrozones, imaginaros lo reducido que debe ser el mercado del cómic menos "mainstream"... Y el cerco se cierra cada vez más.

Resumen: hay que criar cantera, porque a una criatura no le puedes dar "The Boys", a una criatura, tienes que darle un tebeo infantil, es ahí donde se aficiona, y ya se leerá "Los muertos vivientes" cuando crezca un poco más. Mientras aquí aún ponemos cara de mal huele a los restos y herederos del TBO o la antigua escuela Bruguera, como si fueran tebeos de tercera, cualquiera de las principales webs de tebeos americanos te hacen críticas de "Archie" o los tebeos de Johnny DC, al lado de un tebeo de Morrison o Alan Moore: para estos críticos, tan digno es un tebeo como otro, simplemente van dirigidos a diferentes audiencias... Y por supuesto, un adulto pueda disfrutar de un buen Asterix (uno bueno, he dicho...ya me entendeis), un buen Toriyama (Dr. Slump), el Bone de Jeff Smith, o "Leave it to chance" como el crio/a a la que estas obras van dirigidas.

¿Queremos que los tebeos sobrevivan? Pues a criar cantera toca. Cantera, cantera, cantera... Como dice aquí Mike Pellerito , hay que potenciar a los lectores del mañana. O eso o acabar como los dinosaurios.

7 comments:

Olaf said...

Yo todavía no soy un carroza de esos, tengo 19 tiernos años, pero si lo es mi padre, el cual hizo caer desde epqeuño en mis manos, Tintines, Asterix, Garfields, los Pitufos, Calvin&Hobbes(que con mi edad he redescubierto), y Mortadelos. E incluso llego a conseguirme un buen cargamente de la reviste de principios de los 90 "Mortadelo", donde conocí a hombrecillos geniales como Porrambo, Tranqui y Tronco, Sporty, 13 rue del percebe, y mi favorito entre favoritos: el gran Pafman (¡que ha vuelto!)

Por no hablar de como supolicaba dominicales infantiles a cada persona que aparecía con un periódico bajo el brazo: Gente Menuda, El pequeño Pais, Minimundo... Que por cierto, hace poco observé uno de sus equivalentes actuales, y son catálogos de publicidad de idolos pop infantiles y DVD's de series amierimanga para treceañeras, una pena.


Hace poco me sorprendí de ver como la gente de mi propia edad ya no le tiene ningún respeto a Mortadelo y Filemón (claro, que he conocido gente que opina que Stan Lee era patético...), y no solo opinan que todo lo del cómic se reduce a caricaturescas y chuscas aventuras y a comics de tios en mallas con más hostias que argumento (si leyeran DD ahora mismo...). Y claro, ya no hablemos cuando alguien oye que a uno le gusta "El cómic francés" (Ah, pero... ¿eso existe?)...

Y para colmo cada día esto está más eclipsado por el manga, que a parte de ser un cómic por lo general (pues hay excepciones) bastante peor que el Marvel y no hablemos del Americano/Europeo independiente, es la nueva afición de las gotilolis de 15 años y los macarrillas de la misma edad.

En el último expocómic de Madrid, fui disfrazado de Herbert el pato, de "la mazomorra" (Trondheim y Sfar), junto con un amigo haciendo de El Guardián, del mismo cómic, y nadie mayor de unos pongamos 25 años supo quienes eramos. El buen cómic es para abueletes y 4 frikis hoy en día.

Y así, acabo modificando el título de tu post:

"Si yo me he leído Watchmen es porque antes lei el "Mortadelo""

Jaime Sirvent said...

Ese es el problema, no se crea cantera en absoluto. Pero ya no sólo con los cómics sino con todo, sea música, cine o libros. Me refiero a música, cine y libros de calidad. La gente está más pendiente de lo que en la tele le dicen que compre y de no pensar mucho, y así nos va.

Olaf, es lamentable, pero es así, la situación en cuanto a consideración social de los cómics sigue siendo esa por mucho que hayamos avanzado algo.

Gloria, muy buen post y muy certero. Para llegar a Watchmen o V de vendetta primero hay que leer Mortadelos o Pulgarcitos y sobre todo hay que tener un respeto por la infancia, lo digo más que nada por los críticos que mencionas, parece que si de ellos dependiera a los niños que les den por culo y que no lean. En fin, ese es el triste panorama.

Franco said...

How cute! ^_^
Gloria as a little girl.

Francesco

Gloria said...

Olaf, tu comentario ilustra excelentemente mi argumento... no es cosa de una sóla generación, sino de que a un individuo/a se le exponga, acostumbre y aficione al medio desde una temprana edad... Como apunta Jaime, eso vale para los cómics, la música y la literatura... si la gente no se acostumbra a la cultura , luego acaba comulgando con ruedas molino y pagando paja a precio de oro.

Yo hace años que no sigo "Mortadelo", pero independientemente de que -a mi edad- ya no sea plato de mi gusto, creo que hay mucha gente para quien sí lo es, y que quizás si un buen día se deciden a comprar "Persepolis" o "Maus" en unos grandes almacenes/fnac, será porque a esto de la narrativa gráfica le han cogido el gustillo al cómic leyendo otras historietas de, digamos "peor reputación".

Pero mientras aquí se mira al tebeo infantil o de vocación más popular (o si quereis, populachera) por encima del hombro, los hermanos Hernandez admiten sin problemas la influencia de Dan de Carlo (dibujante de "Archie") y sagas tan magníficas y complejas como "Las siete vidas del gavilan" se originaron en "Pif", en la cual Cothias y Juillard empezaron a relatar las primeras aventuras de Arianne de Troil y su resignado escudero/maestro de armas/amante Germain Grandpin.

Respecto al tema del cómic europeo en general, y el Franco-Belga en particular,es verdad que sigue siendo el gran desconocido para muchos, más allá de los omnipresentes Asterix y Tintín, el resto no son lo conocidos que debieran. Una de las razones es que se suelen editar en tomo, un formato algo menos accesible que la grapa (en temas de precio), y tambien que tradicionalmente en España se ha publicado bastante menos de lo que se debiera y las revistas no han tenido la longevidad que merecerían. Pienso ahora en "Strong" o la edición Española de "Spirou". Los lectores catalanes han sido en ese aspecto más afortunados, ya que la veterana revista infantil "Cavall Fort" siempre ha publicado cómic franco Belga con asiduidad: fue en esa revista donde los Pitufos (Barrufets) se publicaron por primera vez en la península, y además de Peyo o Franquin han dado a conocer muy buenos autores. por ejemplo, hace bastantes números que publican "El regreso a la tierra" de Larcenet y Jean-Yves Ferri en sus páginas (no te sabría decir ahora si esta es la primera vez que se publicaba por aquí, pero es bastante posible).

(Por cierto, Trondheim es mi asignatura pendiente: todo el mundo habla maravillas de él y le he de dar un tiento)

En cuanto a la consideración social del aficionado al cómic, hay unas divertidas historietas de Mauro Entrialgo que enfocan el tema desde una perspectiva bastante incisiva: mauro comparaba el friki que se viste de Star Trek en un salón con el aficionado hardcore a un club de fútbol... y la conclusión es que seguramente un Otaku un Trekkie salen bien parados al ser comparados con un hooligan. Claro que aquí ser un forofo del fútbol es bastante respetable, y ser un "friki", por lo visto no.

Claro que yo lo que creo es que nosotros, en realidad, no "semos" frikis, pardiez, nous sommes des connaisseurs!, punto de vista que pienso exponer con detenimiento un día de estos.

Francesco, as an uncle of mine usually says "They are so cute and then... and then, they grow up!" ;p

Jaime Sirvent said...

Evidentemente los forofos irracionales del fútbol saldrían peor parados, pero la sociedad valora como normal lo más habitual y como raro lo que hacen sólo unos pocos, por ese motivo cosas que desde el sentido común deberían estar peor consideradas tienen más y mejor consideración social que las cosas más minoritarias porque según ellos no dejan de ser cosas raras de cuatro colgaos. En fin, está claro que el sentido común es el menos común de todos los sentidos.

Hellpop said...

Buenísimo título para un post que viene a decir lo mismo que yo pienso. De hecho, lo que iba a decir sobre los tebeos europeos lo has vuelto a decir tú aquí en los comentarios. Es más, en Cavall Fort serializaron todos los álbumes de Johan & Pirluit, mientras que, en castellano, Bruguera se dejó uno por enmedio.
Me duele ver que los tebeos francobelgas para todos los públicos no son más populares por una razón meramente económica. De hecho, no son más populares en mi propia casa por esa misma razón, qué demonios.
Yo también hecho de menos una revista como Spirou. Esas historias también están hechas para ser populares y económicas... ¿por qué no pueden hacer lo mismo que con las grapas de superhéroes?

De todas formas, permíteme darle la vuelta al planteamiento del post con una frase que digo a menudo: "anda que si no fuera porque de pequeño me compraban tebeos y he crecido con ellos iba yo a estar leyendo ahora tanta MIERDA". Y es que, cuando a mí alguien me dice que empezó a leer tebeos (sobre todo de súpers) en la veintena o por ahí no puedo evitar cierto estremecimiento. Sí, lo sé, parece que me esté tirando piedras sobre mi propio tejado... pero yo me entiendo.

Qué buena la foto.

Gloria said...

Hellpop. ""anda que si no fuera porque de pequeño me compraban tebeos y he crecido con ellos iba yo a estar leyendo ahora tanta MIERDA""

Real como la vida misma XD

La verdad es que la ventaja de ser inframileurista como yo es que has de escoger mucho a la hora de gastar, y ya no me compro según que cosas que sí me compraba cuando vivía en el hogar paterno/materno, y que estoy "limpiando" poco a poco para hacer sitio en la estantería a cosas que me parecen más interesantes, pero sí, ciertamente, la de mierdas que me he leído -y que, imagino, me leeré- por culpa de Zipi y Zape.

De acuerdo en lo del cómic europeo: a todos nos gusta tener fermosos tomos en tapa dura de otras colecciones quee Tintín y Asterix (o Lucky Luke y el teniente Blueberry), pero nos atrevemos menos... Aunque luego Panini me saca una grapa americana en tapa dura (y cara) y caigo como una tonta.

Creo que iría bien que se generalizara más la idea de editar en grapa entre los que publican cómic europeo... Si en los quioscos encontramos grapas de pseudomanga europeo (que considero de calidad inferior), porqué nadie se atreve con buenos cómics franco-belgas? Quizás por una mentalidad cortoplacista... Si Cavall Fort lleva años en funcionammiento (y descubriendo buen material europeo, es porque los editores se hicieron un planteamiento de revista infantil en que la finalidad pedagógica prima sobre la mera ganancia económica. Quizás otros editores han plegado alas en cuanto las ventas no eran todo lo altas que esperaban (un poco como cuando aquí se elimina una serie televisiva porque en dos semanas no copa el "share")

Sobre la foto... ¿me creerás si te digo que es la foto favorita en mi familia? Junto con otra, a la misma edad, en la que mi padre nos inmortalizó con expresión embobada viendo la tele.

 
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.5 License.