Wednesday, November 07, 2007

El aliento del dragon

English Abstract: The Dragon's Breath! (or cayenne pepper overdose)

Ayer no me apetecía dedicar mucho rato a hacer la cena, así que me preparé una ensaladita de tomate y para acompañar pensé que no sería mala idea una ración de pseudo-angulas friticas.

Decía en la recomendación de la etiqueta que una buena manera de prepararlas era saltearlos con trocitos de ajo y guindillas. La dosis de ajo en estos casos la tengo más o menos asumida, pero estaba in albis respecto a la dosis de lo otro, así que me puse cuatro vainas de pimienta de Cayena.

Cuatro.

Os podéis imaginar el porqué el título de este post.

Suerte que eso activa mi circulación y aumenta la producción de endorfinas... Pues igual lo repito, Haw, haw, haw...

5 comments:

Senda said...

¿No seria la menopausia y lo que te comiste eran "pebrotets"?
¿Y la salivera no seria que babeaste por la presentación artística y ordenada de tu plato?
jjjj tranquila amiga que es brooomaaa
NT Senda

Olaf said...

...mmm... que dolor...

Bueno, ahora puedes intimidar a los chavales que se ríen de tí por hacer turno de noche.

O irte a una isla aborigen de Oceania y que te proclamen su Diosa.

O asar pollos a escupitajos.

O... me callo yaXD

Gloria said...

NT,

Lo de presentación artística... bueno, era un revoltillo. Así que era una prsentación dadaista "a-la-mecagüen-diez".

Olaf. tomo cumplida nota de tus útiles consejos XD.

Lo de Diosa aborigen suena bien, carambas, suena mejor que el mejor plan de pensiones! XD. Mira si no lo bien que le fue a Tormenta que ha acabado casándose con un rico monarca con el 100% de las acciones mundiales de Vibranium (vaya braguetazo, o braga-tazo, en su caso).

Aunque me tendré que mirar la "Guia del mundo mundial de tribus salvajes de oceanía" para mirar en que isla me puedo jubilar tranquilamente, porque no sería plan irme a una isla en la que a) sacrifican a sus dioses de un trancazo en la cocorota (como al capitán Cook, pobret), o B) Sacrifican a sus dioses lanzándolos al rugiente corazón de la tierra (vía voilcán activo), o C) se papean a sus dioses el día de la fiesta mayor de la isla... Así que me biscaré la isla en que los aborígenes veneran a sus dioses dándoles una chozita-ático con jardín, derecho a cocina y conexión ADSL sin límite.

Olaf said...

Hombre...¿Que tipo de Diosa serias si no puedes actualizar tu blog divino?XD

Gloria said...

XD

Es que yo sin sacrificios humanos en mi honor, pues bueno... puedo pasar, pero sin interné.... buf! se me haría durilla la vida en el olimpo de los aborígenes oceánicos: vamos, que me sentiría como un hincha del Glasgow Rangers sin su camión cisterna de cerveza para consumo personal y sin monumento de ciudad extrangera en el que mearse, ja, ja...

Eso sería como vivir sin horchata! (mmmhhh... tomo nota mental de escoger una isla de Oceanía en la que se pueda cultivar la chufa)

 
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.5 License.