Saturday, December 06, 2008

La conjura de los cenutrios

Hace un par de años, mientras realizaba un curso de formación para el que es mi actual empleo, tuve una revelación.

En el curso estábamos unos cuantos adultos que más o menos estábamos por la labor, más un un trío de menores que estaban allá, supongo que por sugerencia paterna, aunque su asistencia al curso era un mero acto de presencia. Las clases teóricas las dedicaban a hacer alineaciones ligueras. Las prácticas las dedicaban a estar en un rincón del taller explicándose chistes.

Entonces, un día tuvimos un par de clases dedicadas a como presentar un currículum, como ir a una entrevista, etc... Y la profesora de esta materia hizo una entrevista/ejemplo con uno de nuestros zanganitos. Sorpresa. Si ella fuera empresaria, de resultas de la entrevista el chaval no sólo conseguiría empleo, sino que obtendría un puesto de oficial de primera. Según la profesora, su seguridad, y su manera de mantener la mirada durante al entrevista garantizaban una buena impresión a sus potenciales empleadores

En resumen, y he aquí la revelación, un perfecto inutil sin inclinación alguna a darle con un palo al agua, y con una formación y conocimientos que dificilmente llegarían a nivel de peón peladito, tiene más posibilidades de encontrar trabajo que un buen trabajador, con años de experiencia y oficialía y competencia demostrable, pero más tímido en una entrevista. Parece mentira, pero por mucho que en las secciones de economía nos insistan que el futuro es de los que estan dispuestos a trabajar y a formarse, la verdad es que yo lo que veo es que cuanto más inutil es la gente, y más morro tienen, más futuro tienen por delante.

Vereis, yo trabajo en un ámbito laboral en el que no hay mujeres. Las que trabajamos somos la rarísima excepción más que la regla. Muchas mujeres que se forman para hacer este trabajo, y por muchas ganas y vocación que le pongan, ven cerrado el paso por eso, por que son mujeres. Y no es precisamente un ámbito laboral en el que sobre gente. Aunque la actual recesión obviamente puede cambiar ligeramente las cosas, en mi ámbito laboral se precisa de gente especializada y formada, al no haberla (del sexo másculino, es decir), cualquier chavalín sin formación o cualificación alguna, sin ganas de trabajar, y ciertamente, ningún deseo específico de trabajar en ese campo, no tienen más que poner el pie en un taller para que el encargado ponga a su disposición una oferta de trabajo indefinido. El resultado es que la producción y el ambiente de trabajo se degradan considerablemente con la incorporación de semejantes perlas.

(Y aquí venía en el post original un detallado y dantesco memo de situaciones que hay que aguantar cuando trabajas con este personal. Por los comentarios que he recibido he comprobado que esta situación es, por desgracia, demasiado frecuente)

Me gustaría pensar que las actuales circunstancias de la economía mundial tal vez hagan que ciertos trabajadorescon tendencia al zanganismo cambien de actitud y se conviertan en adultos responsables y aceptables compañeros de trabajo. Pero los más probable es que, como ya he mencionado al principio, estos comportamientos sean, precisamente los que buscan algunos empresarios (tal vez, de ahí la vista gorda): con una recua de vagos es más facil justificar operaciones de ingeniería financiera como un cierre y/o ajuste de plantilla, que con un equipo de trabajadores competentes y productivos.

Deséngañémonos, aún con crisis, el mundo pertenece a los cenutrios.

11 comments:

Jaime Sirvent said...

Enorme post, y la verdad es que no puedo estar más de acuerdo contigo, el mundo es de los tontos y de los inútiles, y lo que más vende es la caradura y la sinvergoncería. Me ha dejado helado lo que has dicho de las entrevistas de trabajo. Un beso.

Gloria said...

Jaime, he de aclarar que la profesora del tema entrevistas/currículums (una mujer de lo más amable y correcto, e interesada en transmitirnos bien su temario) sólo estuvo con nosotros un par clases, es decir, no conocía a los zanganitos de la clase "en acción", como nuestro profesor habitual, así que en su comentario no había ningún cinismo.

Pero si que es cierto que, igual que a ella le produjo una impresión correcta en la entrevista/ejercicio, es posible que pasara lo mismo con un prospectivo empleador del chico, en detrimento de otro posible candidato más competente pero menos desenvuelto en una entrevista. Hoy en día hay una gran variedad de metodologías de selección de personal, pero yo lo que veo es que el énfasis es que el sujeto a seleccionar sea desenvuelto, lo que a menudo es traducible como "jeta". tal vez sea un aspecto deseable de cara a seleccionar, que te diré, un agente comercial, o un teleoperador... Pero creo que en muchos otros ámbitos laborales hay otros aspectos de un trabajador más importantes que, digamos, su desenvoltura social.

A mí, en más de una entrevista de trabajo me han comentado, COMO COSA NEGATIVA, que mi currículum era "demasiado" bueno... Y yo no veía nada extraordinario, más allá de detallar mi experiencia laboral, mi formación (reglada y formación contínua) y el hecho de que me manejo con soltura en al menos un idioma extranjero. En ese caso de dejó de lado mi candidatura porque "seguro que encontraría algo mejor", mientras que al alguien con menos experiencia se llevaba un trabajo con un sueldo bombón.

Me pregunto si a esos empresarios les asustan los currículums "demasiado buenos" porque temen que el candidato pida un sueldazo... Pero, así entre nosotros ¿desde cuando es el candidato a un puesto de trabajo el que decide el sueldo? Quiero decir, a excepción de esos super-mega-ejecutivos jóvenes que se dedican a hundir las empresas en las que trabajan a cambio de un sueldazo ultra-millonario (y blindado).

G. K. Dexter said...

La verdad, Gloria, es que el título de tu post ya adelantaba algo del contenido, pero debo confesar que desde luego no imaginaba que ibas a enunciar una semejante enumeración de verdades del tamaño de puños.
Aquello que a mi me enseñaron en la facu, lo del "principio de Peter", se demuestra cierto con una terquedad cuanto menos molesta, cuando no inquietantemente desesperante. Ya se sabe, aquel principio que reza algo así, más o menos, como: "toda persona asciende hasta el nivel de su incompetencia".

Lamentablemente los que como bien apuntas, aunque con otras palabras, aún conservamos un cierto sentido ético en el trabajo nos vemos condenados a ser relegados por "lumbreras" que no sabrían hacer una "o" con un canuto, más que nada porque se lo fumarían para despejar el dolor de cabeza que les provocaría desentrañar lo que es exactamente una "o".

Vivir para ver...

Un saludo cinéfilo.

P.D.: ¿un poco de sentido del humor?

Francesco said...

Aw, this seems so intersting, but don't understant the majority of it.

Bruce said...

Ehem...off topic:

http://comicsfreedownload.blogspot.com/

Bruce said...

Creo que los empresarios prefieren a los más jóvenes sin curriculum ni estudios porque les pueden hacer el contrato más rastrero posible para pagarles el mìnimo

Gloria said...

G.K.... genial el link sobre la economía! ahora en serio, no entiendo como los índices bursátiles pueden regir la economía mundial, cuando se basan en especulaciones y movimientos caprichosos que poco tienen que ver con al economía real. Mientras en la economía mande el Dow-Jones, vamos listos.

Lo del principio de Peter es un clásico... Y terríblemente cierto, aunque en casos como el del presidente de los USA saliente no vale, porque... ¿Realmente este tipo fue competente en algo? Bueno,tal vez sea un maestro en comerse los mocos con manual, je.

Bruce, sí, me temo que algo hay de eso: los infra-calificados tienen "buena prensa", supongo, que por esa razón, ahora, lo cierto que, hoy en día, un trabajador dedicado cobra exactamente la misma porquería que uno que no lo es, y yo creo que un empresario un poco inteligente siempre tendría que apostar por los trabajadores competentes, aunque ello suponga arriesgarse a que te pidan un aumento de sueldo de tres centimicos... A largo plazo, un pal trabajador que recibe igual o mejor trato que uno bueno, desmotiva a los buenos trabajadores: por así decirlo

Un caso ilustrativo es el de muchos "sin papeles" que ahora se encuentran en una situación sin salida: en su momento, ni ellos -como trabajadores-, ni el gobierno (que evidentemente hacía la vista gorda) se planteaban que aceptando venir y trabajar sin papeles ni contrato, precarzaban la situación del resto de trabajadores y empresarios cumplidres con la ley y Hacienda, y a la larga, también les ha precarizado su propia vida, ya que muchos ahora no tienen derecho a subsidio (porque, legalmente, nunca han existido como trabajadores), ni medios para volver a su pais.

Mientras tanto, los empresarios sin escrúpulos que se beneficiaron de tener a currantes "en negro", tan campantes... Y sin rendir cuentas a Hacienda (ni a nadie)

(Y gracias por el link: yo tengo un par de links de "emergencia", pero el que me has pasado es uan adición estupenda)

Francesco: In the post is basically about my sad realization that employers, against what is usually written in the Economics sections of the press, don't really want competent and well-prepared/trained workers, they usually prefer to employ lazy bums, in the silly belief that they'll never ask for a raise: the actual result is low productivity, lowering of standards and de-motivating those who do their job properly for teh same salary.

Eudora said...

No me había dado cuenta de este blog.

Pues tienes más razón que una santa. Creo ya, casi totalmente, que vivimos realmente bajo una conspiración. A más estupidez más consumo, por ejemplo, menos discrepancia con lo que importa ergo población menos exigente y más borrega.

Parece que la inteligencia queda reservada para los pocos que mecen la cuna y los excluidos que son apartados sigilosamente de puestos de responsabilidad.

Patético pero cierto. Por lo menos nos quedan estos rinconcitos para expresarnos antes que el Gran Hermano nos los requise también....

Gloria said...

Mira Eudora, yo creo que ahí has dado en el clavo... Creo que caundo pos poderosos se dieron cuenta del peligro que suponía el derecho universal a la educación, empezaron a estudiar estrategias para contrarrestarlo. El consumismo y el potenciamiento de la cultura del ocio nocturno son unas armas poderosísimas que se están revelando como altamente efectivas en este aspecto: Ojo, no estoy en contra del ocio nocturno, per se, pero es obvio que hay mucha gente que si no se pasa la noche en blanco (y gastando) , no se siente realizada: hay gente que no concibe otra manera de pasar su tiempo libre.

Otro ejemplo de esa estrategia es el progresivo embrutecimiento de la gente: si te fijas, en las películas, teleseries, etc, el personaje empollón siempre es un personaje ridículo o negativo, mientras que el heroe es el pícaro, un tipo ignorante en "saber", pero "listo" en tretas de supervivencia a nivel rastrero. Muchos chavales/as aspiran a hacerse ricos y famosos a base de participar en un "reality"... No veas las colas cuando hay una convocatoria para participar en un programa de esos: para ellos es una varita mágica que les solucionará el resto de su vida (ilusos)... Eso sí, les hablas de hacer formación continua para ir a más en su trabajo, te miram como si les hablaras en chino, o se te rien a la cara, directamente: Muchos chicos ni acaban la ESO, ni la F.P., y luego las fábricas tienen que "importar" obreros cualificados de la antigua Europa del Este (y añado, a precio de oro)

Y por supuesto, si ves alguna protesta juvenil en la tele, es porque algún ayuntamiento quiere cerrar los bares un cuartito de hora antes, o eliminar zonas de botellón... No tendraán buenos trabajos, no tendrán vivienda, no tendrán futuro, pero les quitas el bebercio (u otras sustancias) y te arman el motín de Esquilache en un periquete.

Yo recuerdo una cosa que escribió una vez Manuel vazquez Montalbán, respecto a que, en su juventud, un joven de origen humilde podía aspirar a más si se esforzaba y estudiaba. Mi padre, por ejemplo, que podría haberse quedado en un (excelente) fresador, llegó a Perito Industrial a base de trabajar y estudiar: gracias a eso pudo comprar un piso y mantener una familia de cuatro hijos... Hoy en dia eso es imposible: muchos universitarios, o obreros especializados, apenas pueden aspirar a mileuristas, y eso con suerte...

Hellpop said...

Vaya post, Gloria. Todo cierto, comprobado por mí mismo también.

De todas formas, la señorita entrevistadora se equivocaba. Se equivocaba totalmente.

Quedarse con la copla de que un tipo con "desparpajo" y tal va a ser un buen trabajador (ni siquiera como comercial o similar) es de tontos, mis razones tengo para estar así de convencido de ello, pero son largas de explicar. Baste decir que mi experiencia laboral me ha hecho valorar mucho esa cosa llamada "discreción", de la cual este tipo de zánganos carecen totalmente. Y es una cualidad más que importante para despempeñar cualquier tipo de trabajo, como todo lo que implica educación y buenas maneras.

El problema es que la educación y las buenas maneras no valen hoy para nada. No sólo no se castiga la mediocridad, sino que se la ensalza, y hasta se la premia. Así que, cuanto más mediocre, mejor. Como tú bien has señalado, son muchos los factores sociales que se desprenden en todo lo que consumimos y respiramos a diario que enjuician negativamente todo aquello que indique buenas maneras o un mínimo de educación.

Volviendo a lo de la entrevistadora, creo que quedarse con aspectos "externos" del trabajador es un error, pero es que, de nuevo y lamentablemente, estos "detallitos" son los que de verdad se valoran.

Yo he llegado a la conclusión de que somos nosotros los que estamos equivocados de alguna manera. En serio.

Gloria said...

Hellpop, yo creo que cuando vemos el microcosmos de "Camera Café", el personaje que mejor encarna las virtudes de las que estamos hablando es Jesús Quesada, que clava magistralmente Arturo Valls: pese a no tener ningún talento a la vista, está claro que es un triunfador (y las anécdotas de su hijo... el niño apunta maneras!)

Por cierto, creo que voy a autocensurar el post para eliminar los detalles más dantescos... Que anda mucha gente por la interné y cualquier día me encuentran con una puñalada en una esquina oscura...

 
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.5 License.